lunes, 16 de junio de 2014

Microorganismos de Montaña y Formación de Suelo


Tal y como aconsejo Jairo Restrepo en el curso, aquí estoy en una montaña cercana al cortijo recogiendo microorganismos para añadir al Bokashi.
Es muy importante reponer los microorganismos que se han perdido por la agricultura química, y cancerígena que hemos estado practicando este ultimo siglo.

Hay que coger la capa de hojas y materia orgánica ligera que hay sobre el terreno, la tierra no es necesario cogerla, ya la hemos añadido al Bokashi anteriormente.


Es posible que no se aprecie bien en la imagen pero hay unos 15 centímetros de Humus negro, totalmente formado y de un olor a bosque y un negro limpio.

Una vez llenos los cubos el peso era casi nulo, solo hay materia ligera muy descompuesta y rica en microorganismos, que son los que realmente alimentan a las plantas.
Este suelo es de un pinar y lo he escogido por que el suelo que tenemos en el cortijo es muy calcáreo y le viene bien un poco de humus ácido para subir el PH y mejorar la absorción de minerales que aunque están presentes no quedan disponibles para las plantas.

 

Aquí podemos ver como Evoluciona un Suelo desde la Roca Madre hasta un Suelo Profundo y rico en Materia Organica.
Al principio solo hay musgo y liquenes, depues vienen las gramineas y los arbustos y al final los arboles.
El suelo evoluciona hacia formas de vida mas complejas a medida que consigue microorganismos, materia orgánica y profundidad.

Tenemos que cambiar el modo de pensar, somos ganaderos no agricultores, tenemos que cuidar los organismos que habitan el suelo y que son los que alimentan a las plantas y huir de los abonos químicos que son Dopaje para los cultivos.
La química basada en el petroleo es pan para este siglo y hambre para los venideros.


4 comentarios:

  1. Que bueno David!
    Gracias por compartir.
    Solo una cosita, cuando vamos al bosque hemos de ser lo más respetuosos que podamos, ese humus o materia organica en descomposición ha tardado muchísimo tiempo en formarse, y es gracias a la no actividad destructiva humana que se van regenerando los propios bosques. Este humus en el sureste ibérico es especialmente escaso.
    Mi recomendacion es no quitar mucho de un solo sitio, tapar siempre después con el acolchado natural y si queremos hacerlo realmente bien dejar algo a cambio (donde encontraste humus puedes dejar salvado de arroz y de trigo con un poco de azucar o melaza), es quizás un poco exagerado pero de un simbolismo importante.
    Recordar que una vez capturados los microorganismos nativos del bosque los podemos reproducir en casa y no necesitamos volver al bosque a por más. Al contrario, cuando tengamos de sobra podremos ir e inocular nuestros propios bosques cercanos.
    Puntualizar tambien que esos microorganismos se añaden al compost ya terminado ya que no aguantan temperaturas por encima de 45ºC

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos tienes toda la razón en que hay que procurar el mínimo impacto.
      La verdad es que me costo encontrar una zona con un humus ligero, es decir, solo de hojas, pues la mayoría tenia demasiadas ramas y piñas que lo hacen poco útil para el Bokashi.
      Seguiré tu consejo para la próxima vez.
      Un saludo

      Eliminar
  2. gracias, por divulgar y compartir ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tomarte el tiempo de comentar.
      Un saludo

      Eliminar